Extrusión

 

 

 

Fundada en 2009, Euroal Extrusión S.L. se dedica a la extrusión de aluminio para fabricación de perfiles. Extruimos perfiles tanto para la propia SIMER S.A., como para nuestros clientes exclusivos. Gracias a nuestra planta totalmente automatizada de reciente creación, podemos ofrecerle una alta calidad en cualquier tipo de perfil que pueda necesitar que le fabriquemos.

 

Descripción del proceso
La extrusión del aluminio es un proceso mediante el cual en una prensa hidráulica de alta presión, se da forma al aluminio puro que viene en tochos, calentandolos previamente a una temperatura optima, y extruyendolo a traves de una matriz que le da la forma deseada al material al pasar a traves de ella. La temperatura optima esta entorno a 450º (sin llegar por tanto a su punto de fusión de 660º), temperatura que depende de la aleación usada y del perfil concreto a extruir. La matriz antes de ser colocada en la prensa tiene que estar varias horas en un horno, adquiriendo poco a poco su posterior temperatura de funcionamiento.

Este material sale formando largas tiras con una ligera ondulación propia de la pequeña maleabilidad que aun conserva, estas largas tiras al llegar al final de la larga mesa se cortan en su inicio, y van pasando despues por varias mesas, que suavemente las transladan con sus rodillos automáticos y las van enfriando. Tras el enfriado, las tiras son estiradas (con la presión de estirado exacta que requiere cada perfil), y cortadas despues en barras de la longitud deseada. Tras lo cual el puller empaqueta automáticamente las barras hasta llenar un contenedor.

Estos contenedores entran despues a un horno de maduración (a la temperatura exacta que requiere cada perfil), en el cual estan varias horas para dar al material el temple necesario que le otorgue la dureza y propiedades requeridas. Finalmente pasan al proceso de embalaje con lo que los perfiles están ya listos para su uso.

En todo este proceso es importante el cuidado con mimo que se les da a las matrices que dan forma a cada perfil concreto. Tras finalizar una extrusión, la matriz pasa por un proceso total de limpieza que tiene como fin eliminar toda impureza que se haya quedado adherida a ella. Para ello se someten a un proceso de nitrurado que elimina químicamente el aluminio. Tras lo cual se introducen en la granalladora que les hace pasar repetidamente microbolitas abrasivas a alta presión para terminar la limpieza. Una vez limpiadas las matrices, son revisadas exhaustivamente y si es necesario se corrijen y mejoran en el taller antes de ser almacenadas para su posterior uso.

Todo este proceso es por una parte alta tecnologia gracias a la avanzada maquinaria que automatiza todo el proceso, pero es tambien en gran medida artesania, ya que nuestros personal altamente cualificado es responsable de vigilar, corregir y mejorar los parametros de los sistemas que controlan todo el proceso.