Normativa

 

Normativa europea etiquetado C.E.

En que consiste

El marcado CE es una normativa europea que es obligatorio que todos los fabricantes de ventanas cumplan desde el 01/02/2010. No es por tanto una simple recomendación.

La idea de fondo que persigue la comunidad europea con esta normativa, es procurar homogeneizar la documentación que se entrega con las ventanas para que tanto si me entregan una ventana de Francia como una de España, yo pueda saber sus características y su calidad, y compararlas. Además de homogeneizar la documentación que todos entregamos, se busca que todos llevemos un control de calidad en la fabricación de las ventanas. El fabricante de perfiles puede asesorarle y entregarle los ensayos de ventanas, pero como vemos el grueso del peso de esta norma cae sobre el carpintero que es a quien se exigirá la documentación.
Ver mas...

La palabra norma suena a complicado, nada mas lejos de la realidad, esta es una norma muy sencilla una vez que nos habituamos a ella. Solo se trata de llevar durante el proceso de fabricación un pequeño control de calidad que luego explicaremos, y una vez terminada la ventana imprimir unas etiquetas con sus características. La norma se vasa en tres ejes que se explican a continuación: control de calidad, ensayos de tipo, y etiquetado.

1. Control de calidad

Es algo tan simple como nombrar un responsable de control de calidad, cuyo nombre figurará en todos los documentos. Esta persona se asegurará de que se realice un control de los materiales usados, de la maquinaria y herramientas usadas, del proceso de fabricación, y del resultado obtenido. Así dicho puede parecer complicado para alguien no habituado, pero realmente no nos piden que el responsable examine cada barra de perfil, ni que desmonte cada máquina. Solo se trata de hacer chequeos 'aleatorios' del material que entra para ver que no tiene defectos y cumple sus especificaciones, comprobar de vez en cuando las herramientas de calibración, comprobar de vez en cuando las herramientas y maquinaria de fabricación, comprobar como se fabrican las ventanas, y realizar chequeos aleatorios a las ventanas que salen. De hecho el responsable no tiene que hacerlo todo, como su propia palabra ya indica, él es el que figurará en los papeles, pero en una empresa grande pueden ser varios los que hagan las comprobaciones.

Hemos hablado de documentos. Realmente solo se trata de tener un histórico de incidencias. En dicho histórico cada vez que ocurra un problema lo anotamos con su fecha y hora. Así mismo en ese histórico apuntaremos datos que puedan ser relevantes sobre como se han fabricado las ventanas. Para asegurar la trazabilidad, es decir para que desde una ventana fabricada que ha causado un problema podamos con su etiqueta volver al origen, en la documentación se deberá usar algún sistema interno para identificación de los productos, tal como por ejemplo la obra y modelo de la ventana, etc.

2. Ensayos de tipo

Como luego veremos en el etiquetado, hay que indicar las características de las ventanas según normas. Pero ¿ como demostramos esos valores ?, pues ahí entran en juego los ensayos físicos. El fabricante de las ventanas es el responsable final de realizar para cada tipo de ventana que entregue, una serie de ensayos en un organismo certificado, y mantener en su poder dichos ensayos por si le son requeridos. Cada tipo de ventana se refiere no solo a la tipología sino al tamaño. Para reducir el número de ensayos, se puede tener un solo ensayo para el peor caso, es decir no hace falta ensayar todas las ventanas que vamos a entregar sino solo la mas grande, ya que su ensayo es valido para las mas pequeñas (puesto que darían mejores valores de haberlas ensayado).

No nos asustemos, el pequeño carpintero no necesita realizar el mismo los ensayos, porque aquí es donde entra en juego el fabricante de perfiles. Aunque el responsable legal de todo es el carpintero, la norma dice que puede usar los ensayos ya realizados por el fabricante de perfiles, y así ahorrarse repetirlos el. Eso si la norma dice que para ello tiene que tener firmado con el fabricante de perfiles un documento en el que se le autoriza a usarlos, no basta simplemente con tener los ensayos.

Como los ensayos solo cubren las ventanas que sean iguales o menores a la ensayada (y del mismo tipo), si el carpintero entregase ventanas mayores a la ensayada, debe o bien realizar el mismo un ensayo físico, o indicar que no están cubiertas e incluirlas en una declaración de conformidad en la que no se indican sus valores pero si que son conformes al marcado CE.

Podemos así mismo entregar dos ensayos en vez de uno, por ejemplo uno de una medida y otro de otra, así uno nos cubre unas ventanas y otro nos cubre otras. La utilidad es que en las etiquetas podremos dar dos tipos de valores, con lo que las mas pequeñas tendrán una etiqueta con valores mas vistosos respaldada por el otro ensayo.

Puesto que los ensayos solo valen para ventanas mejores a la ensayada, y no para las peores a la ensayada, un ensayo con perfiles de puerta no vale para un caso con perfiles de ventana (que son menos resistentes). Al contrario si, es decir un ensayo con perfiles de ventana, vale para un caso con perfiles de puerta.

3. El etiquetado

Una vez realizadas las ventanas, es obligatorio entregar con cada todas y cada una de ellas una etiqueta con sus características en un formato ya estandarizado. Estas características tendrán a veces unos valores, y otras en cambio contendrán "pnd" (o "npd" en inglés) para indicar que es un valor desconocido. No es obligatorio indicar todos los valores del etiquetado, pero cuantos mas características declaremos mejor, porque luego según el arquitecto o normativa local, nos exigirán unas u otras

La normativa del marcado CE no indica cuales son los valores mínimos de dichas características estándar, de hecho no obliga a ni siquiera a poner los valores de todas las características, solo indica como documentarlo. Serán las normativas locales, o el arquitecto el que nos exijan valores mínimos, o nos digan que características tenemos que especificar.

Existen tres tipos de etiquetas: la mínima, la intermedia, y la completa. Debemos dar una etiqueta completa con cada ventana, pero no es obligatorio, de hecho podemos incluir en cada ventana la etiqueta mínima que solo indica los datos del fabricante y la obra, y luego junto a la factura adjuntar las etiquetas completas de cada ventana, o una sola etiqueta completa cubriendo todas las ventanas indicando el peor caso

Normativa española C.T.E.

En que consiste

Esta es una normativa española de obligado cumplimiento. El Ministerio de Fomento elaboró en su momento lo que se conoce como el CTE (código Técnico de Edificación), esta normativa que continuamente se va actualizando cubre todos los aspectos de una edificación, por eso al ser tan amplia se ha dividido en varios subdocumentos básicos. A los carpinteros solo les afecta una pequeña parte de la normativa, en concreto la incluida en el subdocumento básico "Parte DB-HE" que trata sobre el ahorro energético. En realidad les afecta también la parte sobre aireadores en ventanas y otros puntos como la resistencia al viento que no comentamos por simplificar.
Ver mas...

No nos confundamos, la parte de ahorro energético no es simplemente unos consejos, es una normativa de obligado cumplimiento. Es obligatorio cumplirla en toda obra nueva, así como en algunas remodelaciones (si superamos el 25% de remodelación).

Básicamente lo que se dice es que según en que zona se instale la ventana, de cara a protegernos del frio y el calor, deberá tener una transmitancia máxima (a mas transmitancia menos protege). Así mismo según la zona no deberá absorber mas de una cantidad de radiación solar.

Para esto se divide el país en 12 zonas climáticas basándose en las temperaturas máximas y mínimas de invierno y verano. Según una tabla, y basándose en la provincia, y en la diferencia de altitud a mas con respecto a la capital, sacamos la zona climática que corresponde al punto concreto en que se hace la obra.

Una vez fijada la zona climática, tenemos otra tabla de transmitancia máxima que no debe superar la ventana, y de factor solar máximo que debe absorber. En la tabla de una zona estos valores máximos dependen de la orientación de la fachada (norte, este/oeste, sureste/suroeste, y sur), así como del porcentaje de huecos que son las ventanas con respecto a la fachada.

Todo esto es lógico, una ventana en Teruel capital tiene que protegernos mas del frio que una ventana en Almería capital. Así mismo según en que pueblo de Teruel se trate al tener mas altitud que la capital, tendrá mayores requerimientos. Tampoco es lo mismo una fachada con orientación norte que otra con orientación sur. Como tampoco es lo mismo que haya un solo ventanuco en una fachada enorme, que el que tengamos amplios miradores en una pequeña fachada.

La transmitancia es la cantidad de calor que transmite la ventana y se mide en W/m²K. Para calcular la transmitancia de la ventana hay una formula dictada por la normativa europea del marcado CE bastante compleja. Sin embargo en la normativa del CTE la han simplificado para no complicar a los que no dispongan de un programa. En teoría el resultado calculado para el CTE, no es valido en etiquetas CE. Sin embargo en la practica lo que se hace es que, mientras la obra sea en España usaremos la formula simplificada para todo. En dicha formula simplificada la transmitancia de la ventana es la media entre la transmitancia del vidrio y la transmitancia de los perfiles, teniendo en cuenta la proporción de superficie de cada uno de ellos.

Al ser la transmitancia una media entre vidrio y perfiles, cuando para una obra no consigamos que nos de correcta una carpintería que queremos usar, podemos recurrir a meter un vidrio mejor que sea bajo emisivo. También podemos optar por poner un vidrio peor y una carpintería mejor, si así nos interesa.

Para todo esto disponemos de un programa elaborado por nosotros que le indicará si la ventana que quiere hacer es valida para el sitio en que quiere colocarla.

 

NOTA: puede encontrar los programas y normativas en la sección de descargas